Categoría: Servicios sociales

La Sindicatura de Greuges de Barcelona elabora un dictamen relacionado con el anuncio de aprobación de la Ayuda de urgencia social para familias con niños de 0 a 16 años

Dictamen ajut 0-16 anys
  • Ante el requisito de presentar las solicitudes únicamente por medios electrónicos, la Sindicatura ha recordado al IMSS que es necesario velar de manera efectiva por la equidad digital y ofrecer otras vías.
  • En su dictamen, la defensoría también ha recomendado al IMSS que garantice la ampliación de 4 millones de euros del importe de la convocatoria, dado el agravio comparativo con ediciones anteriores.

El 12 de mayo de 2022 se publicó en el BOPB (Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona) el anuncio de información pública del Instituto Municipal de Servicios Sociales sobre la aprobación de la Ayuda de urgencia social para familias con niños de 0 a 16 años. El anuncio contempla que la presentación de solicitudes se deberá llevar a cabo únicamente por medios electrónicos.

Después de analizar la convocatoria, la Sindicatura de Greuges de Barcelona, en el marco de sus competencias, ha decidido emitir un dictamen dirigido al IMSS.

La tramitación de la ayuda

El anuncio de información pública de la aprobación de esta ayuda expone que la presentación de la solicitud únicamente podrá producirse por medios electrónicos a través del portal de trámites del Ayuntamiento de Barcelona.

A pesar de que la convocatoria explicita que la ciudadanía podrá contar con asesoramiento o apoyo para la presentación telemática de las solicitudes, la Sindicatura considera que este requisito contradice el artículo 14.1 de la Ley 39/2015 del procedimiento administrativo común de las administraciones públicas.

En esta línea, el dictamen de la defensoría considera conveniente modificar el punto 5 de la convocatoria, con el objetivo de posibilitar la presentación de solicitudes por otros medios.

La dotación presupuestaria de la ayuda

El gasto autorizado para el año 2022 es de 8.000.000 de euros, aunque se prevé una ampliación hasta un máximo de 4.000.000 de euros más. Esta opción está condicionada a su aprobación y a la disponibilidad del crédito correspondiente.

Es importante destacar que en 2021 el gasto autorizado fue de 13.590.000 de euros; en 2019, de 11.100.000 de euros; el 2018, de 16.500.000 de euros, y el 2017, de 17.590.000 de euros. Por lo tanto, resulta evidente la reducción de la cuantía destinada a esta prestación.

A pesar de que la convocatoria de la ayuda es una potestad del Ayuntamiento, y que es una iniciativa ejecutada de manera complementaria a otras prestaciones ya existentes, la Sindicatura no considera justificada la decisión de invertir menos recursos este año. Es necesario tener en cuenta que muchas familias de la ciudad se han visto gravemente afectadas por los efectos de la crisis originada por la pandemia.

Por este motivo, el dictamen también hace inciso en la necesidad de velar para que se pueda hacer efectiva la ampliación del importe de la convocatoria con los 4.000.000 de euros adicionales previstos.

La brecha digital

Previo a la publicación del anuncio en el BOPB y a la elaboración del dictamen, la Sindicatura de Greuges de Barcelona tuvo conocimiento que el Ayuntamiento había comunicado la necesidad de disponer de la IdCat Móvil para tramitar esta ayuda a las familias que habían estado perceptoras de la ayuda en años anteriores. Para profundizar más en detalle en el motivo y el objetivo de esta medida, la Sindicatura abrió una actuación de oficio, puesto que consideró que la necesidad de obtener la identificación IdCat podía tener un impacto negativo en las personas afectadas por la brecha digital, y, por lo tanto, en la infancia y la adolescencia.

En el dictamen, la Sindicatura ha recordado la necesidad de proteger de forma efectiva la equidad digital y, en concreto, la relacionada con la prestación de ayudas dirigidas a determinados colectivos vulnerabilizados.

La trayectoria de esta ayuda y las actuaciones de oficio de la Sindicatura

El año 2015 el Ayuntamiento de Barcelona aprobó la creación de un Fondo extraordinario para ayudas puntuales de urgencia social, dirigido a familias de Barcelona con niños o adolescentes hasta 16 años. Desde aquel momento se llevaron a cabo convocatorias anuales en 2016, 2017, 2018 y 2019.

El mes de septiembre de 2020, el Ayuntamiento creó el fondo de emergencia social extraordinario, muy centrado en los efectos de la covid-19. Este fondo también pretendía dar cobertura a las familias con niños de 0 a 16 años. El año 2021 sí que volvió a convocarse esta ayuda.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona ha estado siempre atenta a las convocatorias de este fondo y a su procedimiento de otorgamiento, puesto que considera que se trata de una mejora para los derechos de la infancia. Por este motivo, con anterioridad se han llevado a cabo dos actuaciones de oficio: una el año 2018 y otra en 2020.  

La Sindicatura impulsó un cambio en las bases de esta ayuda

A raíz de una queja ciudadana, durante el año 2021 la Sindicatura percibió que las personas que recibían la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) o el Ingreso Mínimo Vital (IMV), no podían optar a las Ayudas de urgencia social para familias con niños de 0 a 16 años. Y no podían acceder a pesar de que sus ingresos eran inferiores a los umbrales establecidos para percibir esta ayuda municipal.

Con el objetivo de garantizar el trato igualitario entre todas las personas solicitantes, la Sindicatura se dirigió al Instituto Municipal de Servicios Sociales para que revisara esta limitación. En septiembre del mismo año 2021, el IMSS comunicó que aceptaba y aplicaba esta recomendación mediante la modificación de las Bases de la convocatoria eliminando la incompatibilidad de las prestaciones de esta ayuda con la RGC y el IMV, tal como se pedía desde la defensoría.

La realidad de las personas jóvenes migradas, asunto de oficio de la Sindicatura de Greuges de Barcelona

Personas menores sin referentes familiares

La Sindicatura de Greuges de Barcelona ha abierto una actuación de oficio para abordar la realidad de las personas jóvenes migradas sin referentes familiares desde una perspectiva de garantía de sus derechos humanos. Se trata de un colectivo que precisa un apoyo y un acompañamiento específico para ayudarlos a hacer su proyecto de vida.

El objetivo de este estudio es obtener una radiografía de la situación de este colectivo en Barcelona; identificar las acciones, los programas y las estrategias implementadas por el Ayuntamiento; encontrar espacios de mejora y oportunidades municipales para la atención de estas personas, y por último, hacer propuestas de acción al consistorio.

David Bondia, síndic de greuges de Barcelona, ha insistido en el hecho que “los servicios destinados a la atención de este colectivo vulnerabilizado no pueden ser meramente asistencialistas” y ha añadido que “esperamos que la reciente reforma del reglamento pueda ayudar verdaderamente a estos jóvenes a continuar sus itinerarios personales, educativos y laborales”.

La Sindicatura de Greuges buscará cómo el Ayuntamiento de Barcelona, dentro de las limitadas competencias que tiene en este ámbito, puede garantizar el derecho de estas personas a tener una vida digna de ser vivida.

La reciente reforma del reglamento de extranjería

El martes 19 de octubre del 2021 el Consejo de Ministros aprobó una reforma del reglamento de extranjería para hacer posible la regularización de las personas menores no acompañadas cuando llegan a la mayoría de edad. El objetivo de esta reforma es flexibilizar los requisitos exigidos para obtener los permisos de residencia y de trabajo.

Una de las principales modificaciones del reglamento de extranjería que introduce el real decreto aprobado el martes pasado es que se reduce de 9 a 3 meses el plazo para obtener el primer permiso de residencia. Además, obtendrán el permiso de trabajo y se alargará de 1 a 2 años el primer permiso de residencia. Hay un último cambio importante que pretende esta reforma: podrán completar los trámites de residencia o trabajo hasta los 23 años, situación que ahora se agotaba cuando cumplían 21.

Los datos en Barcelona

En nuestra ciudad, desde el año 1999, actúa el Servei de Detecció i Intervenció social (SDI) con niños, adolescentes y jóvenes migrados solos que viven en las calles y espacios públicos de Barcelona y se encuentran en situación de riesgo social grave. Este servicio también interviene con los jóvenes en las mismas circunstancias hasta que se los deriva definitivamente a los servicios sociales básicos de atención primaria o a otros recursos, y en todo caso, hasta que alcanzan la edad de 21 años.

Finaliza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges con la participación de 3.034 personas y 189 entidades

Fase de apoyo ciudadano

Este 19 de mayo ha finalizado la fase de apoyo ciudadano del proceso de elección del futuro síndico o síndica de greuges de Barcelona, con la participación de 3.034 personas y la adhesión de 189 entidades a las diferentes candidaturas. Ciudadanía y entidades han podido mostrar su apoyo a alguna de las ocho personas que diferentes entidades de la ciudad habían presentado como candidatas, en la primera fase del proceso que se hizo entre enero y marzo. Ha sido la segunda ocasión en que el proceso de elección del cargo se ha abierto al tejido asociativo y a la ciudadanía en general, que hace cinco años concluyó con la reelección de Maria Assumpció Vilà en el cargo. Para este 2021, y a diferencia del 2016, el proceso se ha llevado a cabo íntegramente a la plataforma de participación municipal Decidim.Barcelona, a través de un sistema de verificación integrado con el padrón municipal, donde han podido participar todas las personas mayores de 16 años empadronadas en Barcelona.

Con la apertura a la ciudadanía del proceso de elección se perseguía un doble objetivo. Por un lado, acercar el órgano de defensa de derechos a la ciudadanía, y por el otro, condicionar el debate y la negociación de los grupos políticos que componen la Corporación Municipal y que, en última instancia, y de acuerdo con la normativa, tendrán que escoger entre todas las candidaturas.

El proceso de recogida de apoyo ciudadano ha ido acompañado de una campaña de comunicación en toda la ciudad, así como de diferentes debates públicos de presentación y confrontación de las propuestas de las ocho candidaturas. Así, los medios de comunicación betevé y Onda Cero organizaron y emitieron debates, el 3 y el 11 de mayo respectivamente, y el Consell de Ciutat sometió también todas las candidaturas a una audiencia en la que tuvieron que responder a diferentes cuestiones planteadas por miembros del Consejo.

Si bien el mecanismo para apoyar a una de las ocho candidaturas se ha hecho exclusivamente por internet a través de la plataforma Decidim.Barcelona, se han habilitado también cinco puntos de acompañamiento presenciales para aquellas personas sin recursos informáticos o conocimiento para participar y salvar así la brecha digital. Estos puntos han sido repartidos a diferentes puntos de la ciudad, en Sant Andreu, Gracia, Sant Martí, les Corts y Horta-Guinardó.

Además de los apoyos a títulos individuales, el proceso de recogida de apoyos también preveía que las entidades pudieran adherirse a una de las candidaturas, acción que se ha llevado a cabo por un total de 189 asociaciones (entre las que presentaron las candidaturas y las que se han adherido en la segunda fase), todas ellas inscritas en Fichero de Entidades municipal. La lista de candidaturas según el número de apoyos ha sido lo siguiente:

  • David Bondia: 1.414 apoyos ciudadanos y 57 adhesiones de entidades.
  • Ramon Nicolau: 410 apoyos ciudadanos y 73 adhesiones de entidades.
  • Jordi Giró: 288 apoyos ciudadanos y 23 adhesiones de entidades.
  • Zaida Muxí: 270 apoyos ciudadanos y 10 adhesiones de entidades.
  • Isabel Alonso: 215 apoyos ciudadanos y 6 adhesiones de entidades.
  • Ricard de la Rosa: 186 apoyos ciudadanos y 9 adhesiones de entidades.
  • Rosa Cañadell: 167 apoyos ciudadanos y 3 adhesiones de entidades.
  • Rafel López: 84 apoyos ciudadanos y 8 adhesiones de entidades.

El Ayuntamiento recupera el Fondo de infancia 0-16 años, como ya recomendó la síndica en el año 2020 después de interesarse de oficio

Fons infància 0-16 anys

El Ayuntamiento de Barcelona ha anunciado que este año vuelve a convocar el Fondo extraordinario de ayudas puntuales de emergencia social para niños de 0 a 16 años después de un 2020 en el que no se llevó a cabo. La edición 2021 tendrá una cantidad destinada de 13,5 millones de euros y de entre 100 y 475 euros mensuales, que se calculan según el número de miembros de la unidad familiar y el nivel de renta. Además, se establece un aumento para las familias monoparentales, encabezadas mayoritariamente por mujeres y con un riesgo de pobreza superior a la media. Esta estrategia está especialmente dirigida a familias en situación de pobreza que no perciben el Ingreso Mínimo Vital que promueve el Estado o la Renta Mínima Garantizada de la Generalitat de Cataluña.

La síndica se interesó de oficio en el 2020

La Sindicatura de Greuges de Barcelona se interesó de oficio en 2020 ante la no convocatoria del Fondo extraordinario de ayudas puntuales de emergencia social para niños de 0 a 16 años, que en 2020 no fue convocado por el Ayuntamiento de Barcelona, después de cinco años consecutivos en los que se había aprobado la convocatoria. En su última edición, la del año 2019, se destinaron 11.100.000 euros, más 1.770.000 euros para ayudas complementarias a familias monoparentales, hecho que supone un total de 12.870.000 euros dirigidos exclusivamente a niños y adolescentes, de entre 0 y 16 años, que se encontraban en situación de vulnerabilidad.

Si bien es cierto que el otorgamiento de las ayudas mencionadas tenía carácter voluntario y eventual por parte del Ayuntamiento de Barcelona y no generaba ningún derecho a la obtención de ayudas en años posteriores, dado que no tenían la condición de prestaciones garantizadas y no podían ser exigidas como derechos subjetivos de acuerdo con lo que prevé el artículo 24.4 de la Ley 12/2007, de servicios sociales, era una ayuda de eficacia probada, que había estado muy justificada y también celebrada por servicios y entidades de la ciudad que trabajan con niños.

La síndica se interesó de oficio por este Fondo en 2020 y obtuvo información del IMSS exponiendo todas las medidas tomadas a consecuencia de la crisis generada por la Covid-19, con las cuales se preveía poder atender al conjunto de la ciudadanía. Aunque el Fondo era una ayuda que se convocaba de acuerdo con la potestad discrecional de la administración, se consideraba poco justificada su desaparición, dado que se dirigía únicamente a los niños, teniendo en cuenta que el artículo 15 de la Ley 14/2010, de los derechos y las oportunidades de la infancia y la adolescencia, establece la prioridad presupuestaria en esta materia, concretando, que los poderes públicos, tienen que dar prioridad en sus presupuestos a las actividades dirigidas a niños y adolescentes. El mismo artículo, en el punto 2, dice que los poderes públicos tienen que adoptar con carácter urgente las medidas necesarias para evitar que el contenido esencial de los derechos de los niños y los adolescentes sea afectado por la falta de recursos adaptados a sus necesidades. Por lo tanto, se recomendaba evaluar las posibilidades de convocar de nuevo el Fondo, una ayuda que vuelve a ser una realidad este año 2021.

La situación de personas sometidas a procedimientos de ejecución forzosa y con una situación económica precaria

Procedimiento ejecución forzosa

La situación de pandemia está dejando muchas familias en una situación económica delicada, y personas que nunca habían solicitado ayudas públicas, ahora se ven abocadas a hacerlo. Estas personas continúan siendo obligados tributarios, pese a las dificultades para ejecutar los pagos atendida la situación económica que viven. Especialmente, es necesario referirse a la situación de personas sometidas a procedimientos de ejecución forzosa y con una situación económica precaria, sin poner en cuestión la legalidad de los embargos ejecutados por el Ayuntamiento.


Para estas personas el embargo de sus pequeños ahorros puede afectar su capacidad económica, privándola de una parte de sus rentas que seguramente estaban asignadas a conservar una mínima calidad de vida. Esta circunstancia puede generar una situación de riesgo de vulnerabilidad que requiera protección social y, por lo tanto, gasto público. El año 2020 algunas personas pidieron el amparo de la síndica ante embargos practicados a sus cuentas bancarias a raíz de deudas con hacienda.


En todos los casos coincidían que se trataba de personas perceptoras de pensiones y sueldos considerados inembargables, y que habían generado exiguos ahorros. En una de las situaciones estudiadas, el Ayuntamiento reclamaba a la ciudadana el impuesto sobre el incremento de valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalía), generado por la transmisión en dación de pago de deudas a una entidad bancaria. El interesado había presentado recursos administrativos que habían sido desestimados por considerar que no cumplía los requisitos para dejar sin efecto la carga tributaria municipal. Así mismo, se le había denegado la ayuda por el pago de la plusvalía que solicitó en el Instituto Municipal de Servicios Sociales. Por lo tanto, el Ayuntamiento inició el procedimiento de constreñimiento dirigido a la recaudación de la deuda tributaria de manera efectiva. La deuda ascendía además de 5.000 €, y se le embargaron 800 € que había generado de ahorro.


En efecto, el artículo 79.1 del Reglamento general de recaudación aprobado por el Real Decreto 939/2005, de 29 de julio, establece que la Administración, en caso de deuda tributaria, tiene que conocer la existencia, como mínimo, de una cuenta o depósito abierto en una oficina de una entidad de crédito, y el embargo se llevará a cabo mediante una diligencia de embargo en la cual tendrá que identificarse la cuenta o el depósito conocido por la Administración actuante.


Este mandato tiene la limitación impuesta por el artículo 169.5 de la Ley 58/203, de 17 de diciembre, general tributaria, que establece que no se pueden embargar los bienes declarados inembargables por las leyes. En este caso resulta de aplicación el artículo 607.1 de la Ley de enjuiciamiento civil, que establece que es inembargable el salario, el sueldo, la pensión, la retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía señalada por el salario mínimo interprofesional, y considera salario o pensión el importe ingresado en la cuenta, por este concepto, en el mes en que se practique el embargo, o si no puede ser, en el mes anterior.

Se da el caso que una de las personas reclamantes se había dirigido a la alcaldesa para exponer su situación, y el equipo de Alcaldía había respondido refiriéndose a la desestimación de los recursos administrativos que había interpuesto, a la vez que lo emplazaba a la Síndica de Greuges de Barcelona para que estudiara su caso de forma independiente y emitiera una resolución.

Precisamente, la Sindicatura de Greuges de Barcelona ya se había pronunciado en otras ocasiones con motivo de embargos de bienes o derechos a personas en situación de riesgo económico y social, en el sentido que persistir en el cobro de la deuda puede empeorar la situación de vulnerabilidad.


El año 2016 la síndica ya pidió al Ayuntamiento que se exploraran y aplicaran soluciones que supusieran la suspensión de la ejecución de la deuda tributaria en aquellas situaciones comprobadas de insolvencia real y material del deudor, sin renunciar a su cobro en caso de solvencia sobrevenida, o la aplicación otros mecanismos jurídicos que permitan una segunda oportunidad para proteger este perfil de deudor tributario.


Hoy por hoy el ordenamiento jurídico no da una respuesta a estas situaciones, y tampoco prevé la suspensión del procedimiento recaudador en situaciones de insolvencia económica. Es necesario recordar que la Ley 25/2015, de 28 de julio, de segunda oportunidad tiene el objetivo de permitir lo que tan expresivamente describe su denominación, que una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de dirigir nuevamente su vida e incluso arriesgarse a nuevas iniciativas sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer.


Sin embargo, esta ley excluye de su aplicación las deudas de derecho público, es decir, cuando los acreedores sean la administración pública. Es necesario concluir que la aplicación de la ley para saldar las deudas tributarias puede resultar injusta para las personas sometidas a procedimientos de ejecución forzosa y que vivan una situación económica débil, poniendo en riesgo su capacidad económica, situación que a buen seguro puede revertir en la necesidad de protección social.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona

Las ocho personas candidatas a síndic o síndica de Barcelona.

Barcelona, 19 de abril de 2021 – A partir de este lunes 19 de abril empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona. El proceso durará un mes, hasta el 19 de mayo, y se llevará a cabo mediante la plataforma Decidim.Barcelona.

La fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura se ejecutó por primera vez en el anterior proceso de elección, en 2016. En aquella ocasión, entre las cinco personas que se presentaban para el cargo, recogieron un total de 6.747 apoyos de entre la ciudadanía. En aquel momento, el consistorio pone a disposición a través de la plataforma de participación ciudadana Decidim.Barcelona la información necesaria porque todo el mundo que lo desee pueda informarse de quién son las persones candidatas, qué entidades las han propuesto, y conocer su curriculum vitae. Además, tal y como tuvo lugar hace cinco años, la previsión es poder celebrar un debate público entre las ocho candidaturas, con la colaboración de la televisión pública de Barcelona, Betevé.

Para participar en el proceso y apoyar a una candidatura hay que estar empadronado en Barcelona y registrarse en el web Decidim.Barcelona. A su vez, se habilitará un formulario para que las entidades registradas en el Fichero General de Entidades Ciudadanas municipal puedan expresar y registrar el apoyo a una candidatura.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas de la Sindicatura de Greuges de Barcelona, que finalizará este verano con un candidato o candidata que sustituirá Maria Assumpció Vilà, la síndica de greuges de la ciudad entre los años 2011 y 2021.

La síndica Vilà presenta el informe 2020 en su último discurso ante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona

La síndica de greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, presentó el pasado 26 de marzo el informe anual del 2020 ante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona en un año claramente marcado por la Covid-19.

Se trata del último informe que presenta Maria Assumpció Vilà después de diez años y dos mandatos como síndica de greuges de Barcelona. Este verano tendrá lugar la elección del nuevo defensor o la nueva defensora de la ciudad para los próximos cinco años.

Durante el año 2020 la Sindicatura de Greuges de Barcelona ha llevado a cabo 3.543 actuaciones. Del total, 1.988 han estado quejas, 1.518 consultas, 35 actuaciones de oficio -hecho que supone un incremento del 25%- y 2 visitas de barrio. Se ha dado la razón a la ciudadanía, totalmente o en parte, en un 78% de los casos.

En su discurso, Vilà se ha despedido de los miembros del pleno defendiendo que “he entendido la Sindicatura como un trabajo comprometido y de estar en constante movimiento, nada de aislarse en un despacho”. El discurso ha acabado con una síndica de greuges de Barcelona visiblemente emocionada y recordando los momentos más importantes de los últimos diez años de la Sindicatura. Ya puedes ver el emotivo discurso de la síndica aquí:

Ocho candidaturas presentadas para la elección de la nueva síndica o el nuevo síndic de Barcelona

Durante los dos últimos meses, entre el 15 de enero y el 15 de marzo, el tejido asociativo de la ciudad ha presentado ocho candidaturas para el cargo de síndic o síndica de greuges de Barcelona, personas escogidas por las entidades por su trayectoria personal y profesional y por su conocimiento de la ciudad. Las ocho candidaturas presentadas significan un importante incremento respecto al proceso de elección del 2016, cuando se presentaron cinco personas para el cargo.

Entre el 19 de abril y el 19 de mayo tendrá lugar la fase de apoyos, en la que la ciudadanía a título individual, y también las entidades, podrán apoyar a alguna de las candidaturas mediante la plataforma de participación Decidim.Barcelona. Esta fase de apoyo popular, que se llevó a cabo por primera vez en 2016, persigue un doble objetivo.

Por un lado, acercar la Sindicatura de Greuges a la ciudadanía y darla a conocer como institución municipal que tiene la función de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas ante la administración. Por otro, potenciar los mecanismos de democracia activa entre la ciudadanía y hacer llegar esta voz a los miembros del Pleno del Consejo Municipal que, en última instancia, según establece la Carta Municipal de Barcelona, es el órgano competente para escoger el nuevo síndic o la nueva síndica.

Podéis consultar las candidaturas aquí.

Nota de prensa