Categoría: Accesibilidad

La Sindicatura está preocupada por la falta de monitores de apoyo en las actividades para infancia con diversidad funcional

Infants amb diversitat funcional

A raíz de una queja ciudadana, la Sindicatura de Greuges ha analizado la carencia de monitores y monitoras de apoyo en las actividades para infancia con diversidad funcional, y ha trasladado al Institut Barcelona Esports (IBE) una serie de recomendaciones para que no se vulneren los derechos de estas personas.

Sin monitores/as de apoyo en la actividad de piscina

Una familia barcelonesa presentó una queja en la Sindicatura de Greuges para exponer su disconformidad por la no asignación de monitores/as de apoyo para su hija en la actividad de piscina de un Centro Deportivo Municipal (CEM) de la ciudad.

La niña de nueve años tiene reconocida una discapacidad del 41% por un trastorno genético raro que le genera problemas de desarrollo, de lenguaje y cognitivos. Por este motivo, es necesario un apoyo para llevar a cabo las actividades en iguales condiciones que otras niñas y niños de su edad.

Dispone de dictamen que reconoce que tiene necesidades educativas especiales (NEE), por las cuales en el entorno escolar necesita apoyo a la integración y educación especial. También tiene reconocido el derecho a monitor/a de apoyo en actividades de piscina o los casales de verano del Ayuntamiento de Barcelona.

Hay constancia que este no es un caso aislado. Se han hecho públicas otras situaciones de niños que no pueden ir a la piscina en horario escolar o no pueden hacer la actividad extraescolar por falta de monitores/as.

La Sindicatura se dirige al Ayuntamiento

El IBE ha detallado que actualmente tienen 265 peticiones de monitorización de apoyo en actividades deportivas para niños y niñas, de las cuales el 13% está en lista de espera para iniciar el apoyo (229 solicitudes se han cubierto).

En cuanto a la temática concreta de la queja recibida, el IBE ha manifestado que se encuentra con una doble problemática: la entidad organizadora de la actividad no dispone de personal para garantizar la inclusión del niño, y las entidades específicas no cuentan con el personal adecuado durante el día, la hora y el espacio de la actividad deportiva. El IBE ha asegurado que, en el momento en el que se encuentre el personal adecuado, la niña podrá empezar la actividad, pero no hay previsión de cuando se podrá resolver la situación.

Sin embargo, la Sindicatura ha insistido en la necesidad de buscar alternativas mientras dure la falta de monitores y monitoras de apoyo. Atendiendo al número de personas y familias afectadas (un 13% del total de solicitantes), y mientras se buscan maneras de prever y evitar situaciones como la actual, es necesario abordar la situación como urgente y facilitar una solución provisional, a efectos de no vulnerar los derechos de los niños afectados. Hay que explorar las alternativas que puedan ser viables para ofrecer una solución; si hace falta, conjuntamente con las familias y el Instituto Municipal de Personas con Discapacidad.

Camino por recorrer en la garantía de la práctica deportiva inclusiva

La Ley 13/2014 de accesibilidad define el apoyo personal como la persona preparada para facilitar o garantizar el uso de productos y servicios, la comunicación o la movilidad a las personas con discapacidad, como por ejemplo el intérprete de la lengua de signos, el guía intérprete o el asistente personal.

En esta línea, la Sindicatura quiere poner énfasis en el hecho de que el programa Barcelona Esport Inclou hace años que está puesto en marcha. Por lo tanto, se entiende que deberían existir los mecanismos necesarios para garantizar la disponibilidad de personas preparadas para apoyar en las actividades deportivas (formación directa o indirecta de personal, contratos con entidades gestoras de los CEM, subvenciones a entidades organizadoras o específicas, etc.).

Por este motivo, es necesario impulsar las medidas para ampliar el número de personas con la formación adecuada en monitorización de apoyo para niños con diversidad funcional.

Hay que mejorar la información de estos servicios municipales

La Ley de accesibilidad también establece que las administraciones públicas y los proveedores de servicios públicos deben informar en sus webs sobre las condiciones de accesibilidad de los servicios que ofrecen y de los medios de apoyo disponibles.

Después de analizar cuál es la información municipal que el consistorio aporta a la ciudadanía y qué comunicación se ha llevado a cabo con la familia promotora de la queja, la Sindicatura ha concluido que no se está cumpliendo con la Ley 13/2014 de accesibilidad.

La Sindicatura considera que la información web del CEM objeto de queja no se corresponde con lo que prevé la ley, puesto que solo incluye la definición del servicio y la manera de solicitarlo, y no hace referencia a las condiciones de acceso o a la disponibilidad. Hay que explicitar el funcionamiento del circuito y las posibilidades de obtener una respuesta y acceder al monitor en un periodo de tiempo concreto.

En cuanto al caso concreto, la familia expuso que no disponía de información directa por parte del Institut Barcelona Esports y que el responsable del CEM no les facilitaba información precisa. La investigación de la Sindicatura constata este hecho, al cual se debe añadir que la familia está recibiendo la información de manera verbal, una práctica que puede condicionar el contenido.

Es importante que las familias afectadas puedan efectuar directamente la solicitud (con los apoyos necesarios cuando sea necesario) y, especialmente, conseguir respuesta escrita, con toda la información adecuada. En este sentido, la defensoría recomienda al IBE que revise este circuito y que permita a las personas o familias recibir una información directa y clara de la situación.

El derecho a la accesibilidad y la inclusividad en las áreas de juego infantil de la ciudad de Barcelona

Parc infantil

La Sindicatura de Greuges de Barcelona ha vuelto a analizar la accesibilidad y la inclusividad de las áreas de juego infantil de la ciudad, porque considera de gran importancia continuar trabajando para velar por la accesibilidad y la instalación de elementos de juego inclusivos en la renovación de estos espacios o en la creación de nuevas áreas.

Apostar por un modelo de juego inclusivo permite garantizar el acceso al juego a niños y niñas con diversidad funcional y posibilita que toda la infancia, independientemente de sus características, pueda compartirlos. De este modo, se asegura la interacción entre infancia y, por lo tanto, su integración a través del juego.

Actuación de oficio de la Sindicatura durante los años 2020 y 2021

El año 2020 la Sindicatura de Greuges de Barcelona ya abrió una actuación de oficio para evaluar el grado de accesibilidad e inclusividad de las áreas de juego infantil de la ciudad. Esta intervención finalizó en 2021 con dos recomendaciones destacadas al Ayuntamiento: que la renovación y la creación de nuevas zonas de juego infantil cumplan el objetivo de que en 2030 el 100% de los parques infantiles sean accesibles e inclusivos, y que cada barrio barcelonés disponga, como mínimo, de una de estas áreas para garantizar el derecho al juego de la totalidad de la infancia.

¿Cuál es la diferencia entre accesibilidad e inclusividad?

Hay que considerar un espacio de juego como inclusivo cuando favorece un uso y disfrute compartido, ofrece múltiples maneras de aproximarse a los elementos de juego, y da respuesta a los diversos intereses y capacidades de los niños.

Por otro lado, una área de juegos es accesible cuando el elemento principal del espacio lo sea o cuando lo sean las actividades lúdicas que se pueden desarrollar: columpiarse, deslizar y ensartarse. La que atiende las distintas diversidades funcionales y garantiza que todas las actividades lúdicas sean accesibles, es considerada totalmente accesible.

Acciones impulsadas por el Ayuntamiento en esta materia

El año 2019 se presentó el Plan de Juego en el espacio público de Barcelona con horizonte 2030, una iniciativa con 10 objetivos clave. El propósito final es que el 100% de las áreas de juego sean accesibles y con elementos certificados como inclusivos.

Aunque la accesibilidad y la inclusión son las piedras angulares de la renovación y creación de nuevas áreas de juego infantil, el Ayuntamiento es consciente de la dificultad que la totalidad de las áreas de la ciudad sean accesibles. En este contexto, el mes de septiembre de 2022, la Sindicatura tuvo conocimiento de la voluntad del Gobierno municipal que en 2024 el 90% de la población tenga una área de juego infantil accesible a 15 minutos de casa, como muy lejos. Con este objetivo, el consistorio ha convocado un concurso de proyectos para crear 10 áreas de juego totalmente accesibles, que se enmarca en las medidas del Plan de juego en el espacio público para garantizar el derecho al juego de todos los niños y niñas.

Actualmente hay 21 áreas de juego que son totalmente accesibles. Con las renovaciones de áreas de juego que hay previstas, el próximo año se llegará a las 45 áreas de juego accesibles (ejecutadas o en obras). Cuatro habrán surgido de los presupuestos participativos: la del passeig de Sant Joan, la de la plaza de las Caramelles, la de los jardines de Montserrat Roig y la de los jardines de Massana. Según el Ayuntamiento, contando las 10 áreas que surgirán del concurso de proyectos mencionado anteriormente, la ciudad prevé lograr 55 áreas de juego totalmente accesibles en 2024.

Los jardines de Massana, nueva área de juego accesible (¿e inclusivo?)

En el contexto de los presupuestos participativos del año 2020, se propuso el proyecto de la construcción de un parque 100% inclusivo en los jardines de Massana, en el Distrito de Sant Andreu. Este proyecto fue seleccionado y el segundo más votado del Distrito.

La actuación consiste en crear una área de juego infantil accesible e inclusiva en los jardines de Massana. El presupuesto inicial se incrementó para recoger las demandas de la promotora de la queja (se explica posteriormente). Debido a la crisis actual, la estimación económica total para incluir todos los juegos crece hasta 1.074.532 €.

Actualmente, faltan 240.000 € y se está trabajando para definir con qué importe se cerrará el anteproyecto. Se plantean dos vías: ajustar el ámbito de actuación y/o conseguir dotación adicional. Por este motivo, la Sindicatura considera oportuno proponer que, en caso de que se considere incorporar al proyecto el columpio solicitado, se valore con la promotora hacerlo de manera alternativa a otro (u otros) juegos proyectados, para no incrementar más la dotación presupuestaria.

El Distrito informa que el anteproyecto del parque prevé la instalación de dos bloques de columpios para disponer de toda la variedad de asientos que garanticen la accesibilidad necesaria. Estos columpios los podrán utilizar niños con silla de ruedas y en todos habrá que hacer transferencia. Considerando la totalidad de los juegos, se ha tenido en cuenta que la gran mayoría los puedan usar niños con la silla de ruedas.

Esta Sindicatura valora muy positivamente que la mayoría de los juegos que se instalarán en los jardines de Massana sean inclusivos y puedan ser usados por niños con silla de ruedas. Sin embargo, considera que hay que ir un paso más allá e invertir esfuerzos en aplicar los ajustes que sean necesarios y puedan asumirse, con el objetivo de dar respuesta a situaciones concretas.

Se trata, pues, de promover la autonomía de la infancia con diversidad funcional. El hecho que en las áreas de juego infantiles haya estos elementos de juego no solo contribuye a garantizar su derecho a jugar en condiciones de igualdad, sino que los alienta a verse a sí mismos como ciudadanos y ciudadanas de pleno derecho.

El caso concreto de una familia de Sant Andreu

Una familia de Sant Andreu con un niño con una pluridiscapacidad del 82% formalizó una queja en la Sindicatura de Greuges de Barcelona para reclamar la instalación de juegos inclusivos en un parque infantil (jardines de Massana), cerca de su domicilio.

La familia solicitó al Distrito de Sant Andreu que en la creación de la nueva área de juego infantil ubicada en los jardines de Massana se instalaran unos columpios inclusivos con plataforma para silla de ruedas, para evitar la transferencia del niño de la silla de ruedas al columpio. El Distrito respondió que la creación de esta nueva área se encontraba en fase de redacción de anteproyecto y trasladó a la familia las exigencias técnicas para la certificación del columpio solicitado (normas europeas UNE-EN 1176, UNE-EN 1177 y UNE 147103). Estos requisitos también incluían la necesidad de garantizar el control de acceso al juego (cartelería, cerraduras y valla perimetral) y la supervisión de una persona adulta en todo momento.

De acuerdo con estas exigencias, el Ayuntamiento considera que por ahora no es posible instalar el columpio accesible para silla de ruedas en los jardines de Massana, porque no pueden garantizarse las condiciones de seguridad exigidas. En cambio, la Sindicatura sí que cree que el consistorio dispone de margen para garantizar que, en caso de que se instale el columpio, el área de juego sea segura, como ya lo han hecho otros municipios catalanes como Terrassa, Sitges, Ripoll o Roses.

El artículo 2 de la Convención sobre el derecho de las personas con discapacidad y el artículo 2 del Real Decreto 1/2013, de 29 de noviembre, por el cual se aprueba el texto refundido de la Ley general de derechos de las personas con discapacidad, reconocen la necesidad de establecer ajustes razonables, cuando sean necesarios en un caso particular, con el fin de garantizar a las personas con diversidad funcional el goce o el ejercicio de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, en igualdad de condiciones. De acuerdo con esta normativa, la Sindicatura de Greuges entiende que se debería reconsiderar la posibilidad de incluir el elemento de juego solicitado por la ciudadana en el proyecto de los jardines de Massana.

Viabilidad de instalar a corto plazo un columpio que evite la transferencia

En fecha 5 de abril de 2022, el Ayuntamiento de Barcelona asumió el compromiso siguiente con la ciudadana: cuando aparezca en el mercado un columpio de las características anteriormente exigidas, se instalará en los jardines de Massana un columpio de plataforma mejorado, de acceso libre, que no necesite ni cierre perimetral de seguridad ni supervisión constante, y que sea certificable de acuerdo con los requisitos de seguridad establecidos en las normas vigentes.

El columpio que cumpla estos requisitos se podrá incorporar al proyecto, como máximo, una vez se hayan iniciado las obras. La Sindicatura celebra la buena predisposición del consistorio ante la petición de la ciudadana. Aun así, tal como se ha argumentado, no hay impedimentos insalvables para instalar un columpio con plataforma de entre los que hay actualmente, adoptando todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de las personas usuarias. Esta podría ser la solución hasta que aparezca en el mercado otro columpio con estándares de seguridad más elevados. En este caso, se debería proceder a la sustitución del que ya estuviera instalado.

Buenas prácticas en otros municipios del Estado 

El cumplimiento de la normativa europea vigente tampoco debería ser un obstáculo. Esta Sindicatura ha podido constatar, como ejemplo de buenas prácticas, que en municipios como Terrassa, Sitges, Ripoll o Roses, entre otros, han instalado columpios con plataforma dando cumplimiento a los requisitos antes mencionados.

Un ejemplo es el caso del parque de Can Robert, en Sitges, donde se han puesto señalizaciones que indican que es un columpio adaptado y las personas que quieran utilizarlo deberán pedir las llaves en la casita del parque. También en el municipio de Roses, en el espacio situado delante de la pista anexa del pabellón polideportivo, donde se ha cerrado el perímetro para evitar cualquier tipo de incidente con otras personas usuarias del parque.

Fuera de Cataluña, hay municipios con menos de 10.000 habitantes que han instalado estos tipos de columpios. Es el caso de Manzanedo (Burgos), Oropesa (Castellón) o Breña Baja (Santa Cruz de Tenerife).

La Sindicatura insiste en destinar los recursos necesarios para conseguir que cada barrio de la ciudad cuente con una área de juego infantil accesible e inclusiva

Area juego infantil

La Sindicatura de Greuges de Barcelona ha cerrado la actuación de oficio iniciada en 2020 sobre la implementación de elementos accesibles e inclusivos en las áreas de juegos infantiles con dos recomendaciones: por un lado, que tanto la renovación de las áreas como la creación de nuevas zonas de juego infantil cuenten con criterios de accesibilidad e inclusión para cumplir con el objetivo del 100% en 2030: y por otro lado, que cada barrio barcelonés disponga, como mínimo, de una de estas áreas para que las familias con niños con diversidad funcional no sean discriminadas.

El propósito del Ayuntamiento de Barcelona, mediante el Pla de Joc a l’espai públic de Barcelona amb horitzó 2030 presentado en 2019, es que el 100% de las áreas de juego nuevas y renovadas sean accesibles y con elementos certificados como inclusivos.

Con una visión global de los datos, se puede llegar a la conclusión que, en caso de seguir esta tendencia, será difícil conseguir el objetivo previsto, más todavía cuando se ha reconocido que de todas las nuevas áreas de juego creadas solo una parte se han construido con criterios de accesibilidad e inclusión. Si se acota más el foco, se observa que de las 89 nuevas áreas de juego previstas para el periodo 2015-2019, solo se han creado 73, y de estas solo 26 disponen de juegos accesibles o inclusivos.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona considera que si bien ha habido una mejora en la evolución de la renovación de las áreas de juego existentes, es primordial hacer un esfuerzo para incrementar esta progresión. La defensoría ha resaltado la necesidad de llevar a cabo las zonas de juego infantil accesibles e inclusivas: “Si se quiere consolidar una nueva visión del juego en la ciudad y que sea líder en las políticas de accesibilidad e inclusión, tenemos que perseguir el objetivo que cada barrio cuente, como mínimo, con una área con juegos infantiles accesibles, inclusivos y adaptada para los niños con diversidad funcional”.

Es de gran importancia tener en cuenta y diferenciar que no solo se trata de accesibilidad física a los espacios de juego infantil, sino que el juego en cuestión también sea inclusivo desde el punto de vista comunicativo y cognitivo. Como bien muestran las cifras, es evidente que la infraestructura lúdica de la ciudad no es bastante diversa para ofrecer propuestas inclusivas a la infancia barcelonesa.

El origen de la actuación de oficio de la Sindicatura

Las primeras denuncias recibidas en esta institución sobre esta temática datan del año 2016, cuando la síndica ya emitió una decisión en la que pedía promocionar y construir más zonas de juego infantil plenamente accesibles e inclusivas. Tres años más tarde, y después de volver a contactar con las familias, expresaron que a pesar de que había pasado el tiempo, la situación de los parques infantiles inclusivos seguía igual y no había mejorado.

Por este motivo, en 2020 la Sindicatura de Greuges de Barcelona abrió una actuación de oficio para averiguar el grado de accesibilidad e inclusividad de las áreas de juego infantil de la ciudad, con motivo de las quejas presentadas por familias con niños con diversidad funcional que tienen dificultades para encontrar parques infantiles con elementos de juegos accesibles e inclusivos.

Las intervenciones del Ayuntamiento de Barcelona

En el pleno municipal del 23 de febrero del 2018 se presentó la medida de gobierno Cap a una política de joc a l’espai públic. El documento identifica las acciones previstas para los años 2018 y 2019 para definir el Plan de juego en el espacio público 2020-2030, y tiene el objetivo de ”ampliar y diversificar las oportunidades de juego libre e inclusivo a las áreas de juego”.

El año 2019 se presentó el Pla de Joc a l’espai públic de Barcelona amb horitzó 2030, una iniciativa con 10 hitos clave, entre ellos la de ”incrementar las oportunidades de juego de las personas con diversidad funcional favoreciendo el juego inclusivo y el entorno accesible en las áreas de juego mediante mejoras de diseño de accesibilidad universal y aumentando los elementos de juego certificados como inclusivos”. El propósito final, con fecha límite en 2030, es que el 100% de las áreas de juego sean accesibles y con elementos certificados como inclusivos.

El análisis de la Sindicatura sobre la renovación y la creación de nuevas áreas de juego infantil

Período 2015-2017

Durante el periodo 2015-2017 se crearon 59 áreas de juego: solo en 16 de estas se instalaron juegos inclusivos y no en todos los casos incluyeron elementos de accesibilidad. La creación de estas áreas se concentró en los distritos de Sant Martí y el Eixample. Por otro lado, Ciutat Vella, Sarrià-Sant Gervasi y Nou Barris no contaron con ninguna nueva área de juego infantil.

En ese mismo periodo se renovaron 111 áreas de juego infantil: tan solo incluyeron elementos inclusivos 35 de ellas, y únicamente en 14 se incorporaron elementos accesibles. Cómo en el caso anterior, la mayoría de las actuaciones se concentró en el distrito de Sant Martí, mientras que Ciutat Vella, Sarrià-Sant Gervasi y Horta-Guinardó fueron los distritos con menos actuaciones.

Período 2018-2019

Entre los años 2018 y 2019 estaba prevista la creación de 10 nuevas áreas de juego infantil: solo tres de ellas disponen de juegos accesibles o inclusivos, otras tres áreas no disponen de ningún elemento accesible ni inclusivo, y las otras cuatro todavía no se han llevado a cabo (una está en proyecto y las otras tres en obras).

En ese mismo periodo se renovaron 39 áreas de juego infantil, con la constatación de un cambio de tendencia respecto las renovaciones del periodo anterior: en 32 de ellas se han incorporado elementos accesibles o inclusivos. En este caso, la mayoría de las actuaciones se ha producido en Nou Barris, Sant Martí y Sant Andreu.

En cuanto a los 20 nuevos espacios lúdicos previstos para los años 2018 y 2019, cabe destacar que solo se han construido 8, mientras que el resto de espacios proyectados han sido anulados o suspendidos y todavía se continúa sin información al respecto. De estos ocho que sí que se han llevado a cabo, uno no dispone de juegos accesibles ni inclusivos (Pla del Sol) y dos de ellos no disponen de elementos accesibles (Parc Central de Nou Barris y Parc de la Pegaso).

La Sindicatura ha denunciado la naturaleza de estas actuaciones: “Teniendo en cuenta los objetivos perseguidos en el Pla de Joc a l’espai públic de Barcelona amb horitzó 2030, no nos explicamos la razón de la inexistencia de juegos accesibles o inclusivos en espacios lúdicos de nueva creación”.

Dificultad para conocer el número total de áreas de juego infantil

En cuanto a la totalidad de áreas de juego infantil en la ciudad, el contraste es evidente entre la información que nos ha facilitado el consistorio y los datos que pueden encontrar las familias en las páginas webs municipales. Si bien el Ayuntamiento ha trasladado a la Sindicatura de Greuges de Barcelona que la ciudad cuenta con 856 áreas de juego, cuando las familias llevan a cabo una busca por “áreas de juego infantil”, se encuentran que Parcs i Jardins informa de 600 áreas de juego, Ecología Urbana manifiesta que la ciudad dispone de más de 800 espacios públicos dedicados al juego infantil, y la web del Ayuntamiento, si aplicas el filtro de áreas de juego infantil y espacios con juego, enumera hasta 500.

De esta manera, queda patente la dificultad para obtener información precisa sobre cuáles son las áreas de juego accesibles. Tampoco es posible conocer donde están situadas las únicas 10 áreas de juego adaptadas para niños y niñas con diversidad funcional. Desde la Sindicatura de Greuges de Barcelona se considera necesario hacer un esfuerzo para que próximamente estas informaciones sean accesibles para las familias de una manera fácil, rápida e intuitiva.

Las usuarias del servicio de baño asistido en las playas de la ciudad siguen denunciando los problemas con los que se encuentran las personas con diversidad funcional

Servicio baño asistido BCN

Durante el verano del año 2020, la Sindicatura de Greuges de Barcelona recibió varias quejas que denunciaban las dificultades con las que se encuentran las personas con diversidad funcional que quieren bañarse a la costa barcelonesa. Las personas promotoras de las quejas forman parte de la Comisión de playas para personas con diversidad funcional y reportaron los problemas que están sufriendo este año en relación con el servicio de baño asistido.

Posteriormente, esta queja de los usuarios y usuarias se amplió por la aplicación de las cláusulas técnicas del nuevo contrato del servicio de playas accesibles y apoyo al baño a personas con discapacidad en las playas de la ciudad de Barcelona, la licitación del cual se publicó en fecha 9 de marzo de 2021. La Comisión considera que este contrato no incorpora las demandas y problemas trabajados desde el grupo de personas con diversidad funcional.


Qué es el servicio de baño asistido?

Las playas accesibles con servicio de apoyo al baño son las dirigidas a aquellas personas que tienen movilidad reducida y que necesitan ayuda personal y técnica para poder acceder al agua. Estas dos últimas temporadas de baño han sido adaptadas por la necesidad de aplicar medidas de protección contra la covid-19 para garantizar la seguridad sanitaria de los bañistas y del personal técnico y voluntarios de apoyo, la más importante de las cuales es asegurar que se respeta la distancia de 1,5 metros entre las personas, razón por la cual se modifica la normativa de uso de este servicio.

Las quejas de las personas usuarias

Las personas usuarias explican que anteriormente se ofrecía el servicio de baño asistido en cuatro playas barcelonesas: Forum, Llevant, Icaria y Barceloneta. Desde la Comisión de playas para personas con diversidad funcional han lamentado que desde el verano del año 2020 se haya decidido unilateralmente suprimir este servicio en dos playas y los únicos puntos de servicio sean en Forum e Icaria.

Por otro lado, también denuncian una situación de discriminación a la que se ven sometidas las personas con diversidad funcional: el límite de aforo de 4 personas dentro del agua en la playa de Icaria y de 2 personas en la playa del Forum. “Si la población en general puede bañarse de manera normal siempre que respeten la distancia de seguridad, por qué nosotros tenemos límite de aforo en el baño?”, se preguntan desde la Comisión.

Otro de los temas que ha causado el malestar del colectivo de personas con diversidad funcional es que se les puede negar el baño con bandera verde si se considera que hay olas, cuando antes esta prohibición solo se llevaba a cabo con bandera amarilla. Por último, relatan que están obligados a ir con un acompañante en la playa, situación que limita su autonomía. “El servicio de baño asistido en las playas no tiene mucho sentido si nos obliga a las personas con diversidad funcional a ir acompañadas”, concluyen las quejas ciudadanas.

Después de conocer las denuncias de la Comisión de playas para personas con diversidad funcional, la síndica de greuges de Barcelona se ha dirigido al área de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad para comprobar si se han vulnerado los derechos de este colectivo; estudiar el protocolo que rige el servicio; saber los motivos por los cuales no se ofrece el servicio en la playa de la Barceloneta y del Llevant, y conocer las actuaciones previstas para poner solución a los agravios expuestos.

La respuesta municipal

En relación con la pérdida de dos puntos de baño (Barceloneta y Llevant) en 2020, el Ayuntamiento informa que fue debido a dos hechos excepcionales: los efectos causados por el temporal Gloria de enero de aquel año, y por la crisis sanitaria mundial de la Covid-19. El consistorio añade que en este 2021, teniendo en cuenta que todavía estamos bajo los efectos de la pandemia, han seguido las mismas medidas que se establecieron el verano anterior.

Desde el consistorio se explica que el servicio de apoyo al baño dirigido a aquellas personas con movilidad reducida que no pueden acceder al agua de manera autónoma se prestará bajo la supervisión del personal técnico, pero sin contacto directo, con un aforo limitado del área a quince personas exclusivamente. Se mantiene la cita previa (usuarios individuales y grupos organizados) y se recomienda venir con un asistente personal, pero esto no se establece como obligatorio.

También informa que el servicio se estructura alrededor de 3 puntos de atención en las playas (Sant Miquel, Nova Icaria y Forum), si bien pueden variar de localización en función de los usos cambiantes de las playas, o bien si se considera más oportuno. De este modo, este año este servicio se ha vuelto a ofrecer en circunstancias excepcionales. Estas limitaciones y medidas que se establecen en las playas de Barcelona y en los servicios que se prestan van evolucionando de acuerdo con las medidas que en diferentes ámbitos se acuerdan en el marco de los Planes de desconfinamiento por la Covid-19 que aprueba el Govern de Cataluña. Estos planes son de obligado cumplimiento por parte de las administraciones locales que tienen que adaptar sus propias medidas y planes al marco referencial que aprueba el Gobierno de Cataluña.

Más quejas de las personas usuarias sobre los aspectos organizativos

Algunas de las quejas efectuadas por las personas usuarias hacen referencia a aspectos organizativos.

El Servicio de apoyo al baño se encuentra externalizado, y el contrato administrativo que lo regula depende del Institut Municipal de Parcs i Jardins (IMPiJ), a pesar de que son varios los agentes implicados en el funcionamiento, con las correspondientes responsabilidades: la Dirección de playas se encarga de la gestión y coordinación de las playas; el área Metropolitana de Barcelona se ocupa de la instalación y el mantenimiento de las pasarelas y la dotación de material, y el Institut Municipal de Persones amb Discapacitat (IMPD) da apoyo técnico y especializado a los varios agentes implicados, a la vez que coordina la mesa de trabajo sobre este proyecto. En relación con el funcionamiento del servicio, la actividad se enmarca en lo establecido en el correspondiente contrato del servicio de playas accesibles y apoyo al baño a personas con discapacidad en las playas de la ciudad de Barcelona, licitado este año por parte del IMPiJ y con fecha de adjudicación el 18 de mayo de 2021.


Buena parte de las cuestiones planteadas por las personas promotoras de la queja que hacen referencia a temas como el buen estado del material, el mantenimiento correcto de las instalaciones, la puntualidad en el inicio de la actividad o el buen trato que debe tener el personal con los usuarios y usuarias, entre otras, se encuentran definidas en el nuevo contrato. Desde la Sindicatura de Greuges de Barcelona quiere manifestarse que la mejora en la satisfacción del servicio por parte de las personas usuarias depende mayoritariamente del correcto cumplimiento y supervisión de la ejecución del contrato, tarea que corresponde al IMPiJ como responsable del contrato.


Esta Sindicatura entiende que en la Mesa de coordinación convocada por la IMPD es donde hay que analizar las necesidades y consensuar las mejoras a aplicar por parte de los diferentes agentes implicados. Sin embargo, para el buen funcionamiento de la misma es esencial la tarea de coordinación que tiene que hacer el IMPD. Tenemos que recordar que la misión del IMPD, tal como recogen sus estatutos, es promover actividades, impulsar programas y prestar servicios a las personas con discapacidad y diversidad funcional de Barcelona, para mejorar la calidad de vida, la autonomía personal y la vida independiente de las personas con discapacidad.

Finaliza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges con la participación de 3.034 personas y 189 entidades

Fase de apoyo ciudadano

Este 19 de mayo ha finalizado la fase de apoyo ciudadano del proceso de elección del futuro síndico o síndica de greuges de Barcelona, con la participación de 3.034 personas y la adhesión de 189 entidades a las diferentes candidaturas. Ciudadanía y entidades han podido mostrar su apoyo a alguna de las ocho personas que diferentes entidades de la ciudad habían presentado como candidatas, en la primera fase del proceso que se hizo entre enero y marzo. Ha sido la segunda ocasión en que el proceso de elección del cargo se ha abierto al tejido asociativo y a la ciudadanía en general, que hace cinco años concluyó con la reelección de Maria Assumpció Vilà en el cargo. Para este 2021, y a diferencia del 2016, el proceso se ha llevado a cabo íntegramente a la plataforma de participación municipal Decidim.Barcelona, a través de un sistema de verificación integrado con el padrón municipal, donde han podido participar todas las personas mayores de 16 años empadronadas en Barcelona.

Con la apertura a la ciudadanía del proceso de elección se perseguía un doble objetivo. Por un lado, acercar el órgano de defensa de derechos a la ciudadanía, y por el otro, condicionar el debate y la negociación de los grupos políticos que componen la Corporación Municipal y que, en última instancia, y de acuerdo con la normativa, tendrán que escoger entre todas las candidaturas.

El proceso de recogida de apoyo ciudadano ha ido acompañado de una campaña de comunicación en toda la ciudad, así como de diferentes debates públicos de presentación y confrontación de las propuestas de las ocho candidaturas. Así, los medios de comunicación betevé y Onda Cero organizaron y emitieron debates, el 3 y el 11 de mayo respectivamente, y el Consell de Ciutat sometió también todas las candidaturas a una audiencia en la que tuvieron que responder a diferentes cuestiones planteadas por miembros del Consejo.

Si bien el mecanismo para apoyar a una de las ocho candidaturas se ha hecho exclusivamente por internet a través de la plataforma Decidim.Barcelona, se han habilitado también cinco puntos de acompañamiento presenciales para aquellas personas sin recursos informáticos o conocimiento para participar y salvar así la brecha digital. Estos puntos han sido repartidos a diferentes puntos de la ciudad, en Sant Andreu, Gracia, Sant Martí, les Corts y Horta-Guinardó.

Además de los apoyos a títulos individuales, el proceso de recogida de apoyos también preveía que las entidades pudieran adherirse a una de las candidaturas, acción que se ha llevado a cabo por un total de 189 asociaciones (entre las que presentaron las candidaturas y las que se han adherido en la segunda fase), todas ellas inscritas en Fichero de Entidades municipal. La lista de candidaturas según el número de apoyos ha sido lo siguiente:

  • David Bondia: 1.414 apoyos ciudadanos y 57 adhesiones de entidades.
  • Ramon Nicolau: 410 apoyos ciudadanos y 73 adhesiones de entidades.
  • Jordi Giró: 288 apoyos ciudadanos y 23 adhesiones de entidades.
  • Zaida Muxí: 270 apoyos ciudadanos y 10 adhesiones de entidades.
  • Isabel Alonso: 215 apoyos ciudadanos y 6 adhesiones de entidades.
  • Ricard de la Rosa: 186 apoyos ciudadanos y 9 adhesiones de entidades.
  • Rosa Cañadell: 167 apoyos ciudadanos y 3 adhesiones de entidades.
  • Rafel López: 84 apoyos ciudadanos y 8 adhesiones de entidades.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona

Las ocho personas candidatas a síndic o síndica de Barcelona.

Barcelona, 19 de abril de 2021 – A partir de este lunes 19 de abril empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona. El proceso durará un mes, hasta el 19 de mayo, y se llevará a cabo mediante la plataforma Decidim.Barcelona.

La fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura se ejecutó por primera vez en el anterior proceso de elección, en 2016. En aquella ocasión, entre las cinco personas que se presentaban para el cargo, recogieron un total de 6.747 apoyos de entre la ciudadanía. En aquel momento, el consistorio pone a disposición a través de la plataforma de participación ciudadana Decidim.Barcelona la información necesaria porque todo el mundo que lo desee pueda informarse de quién son las persones candidatas, qué entidades las han propuesto, y conocer su curriculum vitae. Además, tal y como tuvo lugar hace cinco años, la previsión es poder celebrar un debate público entre las ocho candidaturas, con la colaboración de la televisión pública de Barcelona, Betevé.

Para participar en el proceso y apoyar a una candidatura hay que estar empadronado en Barcelona y registrarse en el web Decidim.Barcelona. A su vez, se habilitará un formulario para que las entidades registradas en el Fichero General de Entidades Ciudadanas municipal puedan expresar y registrar el apoyo a una candidatura.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas de la Sindicatura de Greuges de Barcelona, que finalizará este verano con un candidato o candidata que sustituirá Maria Assumpció Vilà, la síndica de greuges de la ciudad entre los años 2011 y 2021.

La síndica Vilà presenta el informe 2020 en su último discurso ante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona

La síndica de greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, presentó el pasado 26 de marzo el informe anual del 2020 ante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona en un año claramente marcado por la Covid-19.

Se trata del último informe que presenta Maria Assumpció Vilà después de diez años y dos mandatos como síndica de greuges de Barcelona. Este verano tendrá lugar la elección del nuevo defensor o la nueva defensora de la ciudad para los próximos cinco años.

Durante el año 2020 la Sindicatura de Greuges de Barcelona ha llevado a cabo 3.543 actuaciones. Del total, 1.988 han estado quejas, 1.518 consultas, 35 actuaciones de oficio -hecho que supone un incremento del 25%- y 2 visitas de barrio. Se ha dado la razón a la ciudadanía, totalmente o en parte, en un 78% de los casos.

En su discurso, Vilà se ha despedido de los miembros del pleno defendiendo que “he entendido la Sindicatura como un trabajo comprometido y de estar en constante movimiento, nada de aislarse en un despacho”. El discurso ha acabado con una síndica de greuges de Barcelona visiblemente emocionada y recordando los momentos más importantes de los últimos diez años de la Sindicatura. Ya puedes ver el emotivo discurso de la síndica aquí:

Ocho candidaturas presentadas para la elección de la nueva síndica o el nuevo síndic de Barcelona

Durante los dos últimos meses, entre el 15 de enero y el 15 de marzo, el tejido asociativo de la ciudad ha presentado ocho candidaturas para el cargo de síndic o síndica de greuges de Barcelona, personas escogidas por las entidades por su trayectoria personal y profesional y por su conocimiento de la ciudad. Las ocho candidaturas presentadas significan un importante incremento respecto al proceso de elección del 2016, cuando se presentaron cinco personas para el cargo.

Entre el 19 de abril y el 19 de mayo tendrá lugar la fase de apoyos, en la que la ciudadanía a título individual, y también las entidades, podrán apoyar a alguna de las candidaturas mediante la plataforma de participación Decidim.Barcelona. Esta fase de apoyo popular, que se llevó a cabo por primera vez en 2016, persigue un doble objetivo.

Por un lado, acercar la Sindicatura de Greuges a la ciudadanía y darla a conocer como institución municipal que tiene la función de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas ante la administración. Por otro, potenciar los mecanismos de democracia activa entre la ciudadanía y hacer llegar esta voz a los miembros del Pleno del Consejo Municipal que, en última instancia, según establece la Carta Municipal de Barcelona, es el órgano competente para escoger el nuevo síndic o la nueva síndica.

Podéis consultar las candidaturas aquí.

Nota de prensa