Categoría: Seguridad y convivencia

La Sindicatura de Greuges de Barcelona actúa de oficio para analizar el estado y el funcionamiento de los equipamientos policiales de la Guardia Urbana

Comissaria Guàrdia Urbana Sant Martí

El último trimestre de 2021 la Sindicatura de Greuges de Barcelona inició una actuación de oficio de largo recorrido para conocer de primera mano la totalidad de los equipamientos de la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), con el objetivo de observar presencialmente la estructura y el funcionamiento de los servicios policiales de la ciudad, principalmente los descentralizados. El resultado es el informe ‘Guàrdia Urbana i drets humans de proximitat: anàlisi d’equipaments policials de la ciutat’.

Así mismo, también se ha querido conocer la organización interna y las tareas policiales llevadas a cabo en las UT, puesto que son aspectos que inciden en el servicio que se ofrece a la ciudadanía del territorio donde están implantadas.

Entre otros asuntos, la Sindicatura de Greuges ha analizado la idoneidad del espacio; la accesibilidad; la seguridad; la atención a la ciudadanía; la asistencia médica a las personas detenidas; las áreas de custodia de las personas detenidas, o el tratamiento de las violencias machistas. Es necesario recordar que el trabajo policial está sujeto a la normativa internacional en la materia y en derechos humanos, la cual debe inspirar tanto la normativa interna como la práctica policial.

La metodología de trabajo de la Sindicatura

El informe se ha elaborado desde el análisis de la normativa general y específica que rige la Guardia Urbana de Barcelona, vinculado a la realización de un total de trece visitas a equipamientos policiales de la ciudad por parte de la Sindicatura de Greuges de Barcelona. Estas visitas, previamente planificadas y comunicadas a los mandos de la GUB, se han llevado a cabo por parte de un equipo de la Sindicatura.

Se han visitado las diez unidades territoriales de la Guardia Urbana, la Sala Conjunta de Comandament (GUB, ME, Bomberos y SEM), y la División de Tráfico. También se ha considerado oportuno conocer las instalaciones del Área de Custodia de Personas Detenidas de la Comisaría de Les Corts del cuerpo de Mossos d’Esquadra, en una visita conjunta con el adjunto del Síndic de Greuges de Catalunya. El interés de conocer esta instalación reside en el hecho que el cuerpo municipal de policía colabora en este servicio, y a su vez se trata del espacio donde son custodiadas las personas detenidas por la Guardia Urbana de Barcelona.

Durante las reuniones con los mandos de los equipamientos policiales, la Sindicatura de Greuges de Barcelona ha planteado varias cuestiones que han sido motivo de reiteradas quejas en esta institución. Entre otros, se ha interesado por la evaluación que se hace sobre el uso de las cámaras unipersonales en el uniforme policial, la confianza ciudadana, o la valoración sobre la firma del convenio con el cuerpo de Mossos d’Esquadra, que prevé que las personas detenidas se trasladen a la Comisaría de Les Corts de Mossos d’Esquadra.

En el contexto de esta intervención, la Sindicatura de Greuges también se ha centrado a conocer algunos aspectos asociados a la situación de los equipamientos policiales, en relación con los servicios que en ellos se presta a la ciudadanía y con la protección de los derechos fundamentales de las personas detenidas por agentes de la Guardia Urbana de Barcelona.

Análisis de las Unidades Territoriales (UT) de la ciudad

A continuación se detallan las diagnosis, los ejemplos y las recomendaciones hechas por la Sindicatura de Greuges de Barcelona a raíz de visitas a las Unidades Territoriales (UT) de la Guardia Urbana de la ciudad.

Áreas de custodia de personas detenidas

Desde el mes de julio de 2021, todas las personas que son detenidas por la Guardia Urbana de Barcelona, a excepción de las detenidas por cuestiones relacionadas con delitos contra la seguridad viaria, son trasladadas al área de custodia de la Comisaría de Les Corts del cuerpo de Mossos d’Esquadra.

Por lo tanto, las celdas de las UT de la Guardia Urbana dejaron de ser operativas a partir de aquella fecha, a excepción de las que se encuentran en la Unidad de Investigación y Prevención de la Accidentalidad (UIPA), ubicadas en la Zona Franca, que únicamente acogen personas que presuntamente han atentado contra la seguridad viaria.

Medidas positivas implementadas

Por último, la Sindicatura de Greuges de Barcelona quiere señalar aquellas medidas positivas que se han detectado, entre las cuales destacan las siguientes:

  • El Ayuntamiento de Barcelona está adoptando medidas activas y claras para aumentar el número de mujeres en la GUB, revirtiendo una situación anómala. La más importante de todas ellas es que se reservaron 112 plazas (de 282 en total) para mujeres (un 40%) en la convocatoria de plazas de 2020.
  • La incorporación, también en las bases de la convocatoria de plazas de agentes de la Guardia Urbana, de criterios de puntuación que faciliten el acceso al cuerpo de personas de diferentes perfiles étnicos; a pesar de que estos criterios se deberían potenciar todavía más.
  • La implementación y el desarrollo de un modelo de policía de proximidad como modelo de servicio comunitario es una medida que está siendo estudiada por otros ayuntamientos a escala estatal e internacional.
  • Los nuevos coches patrulla de la GUB adquiridos en 2018 (126) disponen de un dispositivo DEA (Desfibrilador Externo Automático) en todos los vehículos policiales, una buena práctica para la salvaguardia de la integridad física tanto de personas detenidas, como de la ciudadanía en general.
  • La decisión que las personas detenidas en Barcelona por la GUB sean custodiadas en el área de custodia de la comisaría de Les Corts de Mossos d’Esquadra, a excepción de los detenidos por delitos relacionados con la seguridad viaria, es una decisión positiva que permite armonizar los procesos de detención en un espacio habilitado para la custodia, con independencia de las mejoras que necesite este espacio.
  • A finales del año 2021 se ha licitado un concurso para la redacción de los proyectos de construcción de las nuevas unidades territoriales de la Guardia Urbana de Sarriá-Sant Gervasi y de Sant Andreu. Así mismo, en varias UT están pendientes reformas que mejorarán las condiciones de los edificios.
  • La incorporación, como un elemento más en la uniformidad de los agentes, de las cámaras unipersonales. Lo que anteriormente se ha descrito como dispositivos personales de grabación (DPG) es considerado por la Sindicatura de Greuges de Barcelona como una buena práctica, a pesar de que es necesario ampliar el número de dispositivos.
  • La disposición de gimnasio en algunas UT, que contribuye al mantenimiento de las condiciones físicas de los y las agentes del cuerpo policial, dando cumplimiento al convenio laboral que prevé la práctica deportiva obligatoria.
  • La existencia de galerías que permiten la realización de la práctica de tiro a los y las agentes policiales y la formación en primeros auxilios.
  • La puesta en marcha de oficinas de atención ciudadana (OAC), que tienen por objeto que los dos cuerpos policiales (GUB y ME) atiendan en un mismo equipamiento cualquier tipo de denuncia o consulta ciudadana.
  • La tarea policial desplegada para la prevención y detección de la violencia machista, que prevé la formación específica de los y las agentes policiales en este ámbito, así como la asignación de un agente del equipo de la Policía de Barrio en cada UT, especializado en violencia machista.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona lleva a cabo una visita en dos zonas de ocio nocturno en el espacio público: el Forum y el triangle golfo

Forum i triangle golfo

La noche  del sábado 11 de junio, el síndic de greuges de Barcelona, David Bondia, y miembros de su equipo, visitaron dos zonas de la ciudad donde recurrentemente hay quejas vecinales por las molestias derivadas de las prácticas de ocio nocturno en el espacio público: los entornos del Forum y el triangle golfo.

Esta visita del síndic está contextualizada en el nuevo proyecto ‘A pie de calle’, que la Sindicatura ha implementado desde este año 2022. Esta iniciativa tiene los objetivos de acercar la institución al vecindario de los 73 barrios de la ciudad y de hacer una Sindicatura itinerante, que se acerque a la ciudadanía, al tejido asociativo y al tejido empresarial, puesto que es la manera de conocer e intervenir en las problemáticas de los vecinos y vecinas de la ciudad.

En la primera visita, en el entorno del Forum, el síndic y su equipo captaron en primera persona las molestias que los festivales, que a menudo se organizan en aquel entorno, causan al vecindario de la zona, así como las medidas que se aplican por parte de la Administración. La expedición de la Sindicatura estuvo acompañada por representantes de la AVV Besós, Movimiento Diagonal Mar y Stop Conciertos, entre otros.

A continuación, se dirigieron a la zona del triangle golfo, en la que hace semanas que la Sindicatura de Greuges de Barcelona ya trabaja con el vecindario, y constataron las molestias acústicas y de convivencia que sufren. En esta zona, el síndic también accedió en domicilios particulares de vecinos y vecinas, con el objetivo de comprobar in situ estas molestias. La Sindicatura de Greuges de Barcelona hará seguimiento de estas problemáticas sufridas por el vecindario de las dos zonas afectadas, y continuará actuando para encontrar el equilibrio entre el derecho al ocio nocturno y el derecho al descanso.

Los síndics de Barcelona y de Cataluña reclaman compatibilizar la ubicación de un centro de acogida para personas sin hogar y con adicciones con la consolidación del proyecto educativo de una escuela cercana

Entorno escolar

La Sindicatura de Greuges de Barcelona y el Síndic de Greuges de Catalunya han recibido alrededor de unas treinta quejas de familias de una escuela relacionadas con la instalación de un centro de acogida para personas sin hogar con adicciones a poca distancia de la escuela.

En virtud del convenio de colaboración firmado recientemente, ambas instituciones han hecho una actuación coordinada y han emitido una resolución conjunta.

En las quejas recibidas, las familias y el vecindario expresan su preocupación por la afectación que puede tener este nuevo equipamiento en la demanda social de la escuela. Por su parte, la escuela incide en el hecho que los últimos años se ha trabajado mucho para dar un nuevo impulso en el centro educativo y teme que el emplazamiento de este equipamiento pueda incidir en esta trayectoria de trabajo y en las próximas matriculaciones.

En este contexto, las dos instituciones quieren recordar que los centros de acogida para la recuperación de personas sin hogar con adicciones son servicios destinados a la atención socio sanitaria de personas en situación de vulnerabilidad, y a garantizar sus derechos básicos, y que la ubicación de estos centras en zonas urbanas es necesaria para promover la accesibilidad y la normalización de su atención. Con todo, también manifiestan que las administraciones deben analizar qué impacto generan sobre los derechos de terceras personas, a fin de adoptar las medidas compensatorias o preventivas necesarias, y valorar si hay alternativas de ubicación que lo minimicen.

En relación con este asunto, los defensores constatan que la escuela en cuestión es un centro con el 41,3% de alumnado con necesidades educativas específicas, a pesar de que en los últimos años ha tendido a reducir su complejidad. La ubicación del centro de acogida junto a la escuela puede afectar a su imagen si se identifica como un hecho negativo por parte de las familias de la zona. Dicho esto, la experiencia en otra zona de Barcelona ha permitido constatar que no necesariamente la implantación de un centro de este tipo tiene que suponer un impacto negativo sobre la demanda social de una escuela, puesto que, en aquel caso, la escuela más próxima, ubicada justo junto al centro, incrementó el número de solicitudes el año siguiente.

Para estudiar el caso se pidió información al Consorcio de Educación de Barcelona y al Ayuntamiento de Barcelona. De las respuestas recibidas de las administraciones se desprende que el Ayuntamiento ha generado un espacio de trabajo transversal con el conjunto de servicios de territorio: la Agencia de Salud Pública de Barcelona, el Instituto Municipal de Servicios Sociales de Intervención en el Espacio Público y el Consorcio de Educación de Barcelona, para valorar el despliegue del servicio a la zona.

Paralelamente, el Ayuntamiento de Barcelona también ha elaborado un plan específico para la escuela en relación con la implantación del centro de acogida, que, entre otras actuaciones, prevé un trabajo con el equipo directivo de la escuela. También ha puesto los medios para asegurar la presencia de dos mediadoras en los alrededores de la escuela para atender las inquietudes de las familias en los horarios de entrada y salida escolar, y manifiesta que coordinará los servicios de limpieza, Guardia Urbana y Mossos d’Esquadra para que la zona próxima al equipamiento sea un entorno seguro.

En vista de todo esto, la Sindicatura de Greuges de Barcelona y el Síndic de Greuges de Catalunya piden que se formalice la elaboración de un plan de acción integral y de coordinación entre los diferentes servicios del territorio, con la participación de las diferentes partes afectadas, especialmente los miembros de la comunidad educativa de la escuela. Uno de los objetivos prioritarios de estas actuaciones debe ser evitar el impacto de la ubicación de este equipamiento en la demanda social del centro.

También piden al conjunto de administraciones implicadas la concreción de las actuaciones previstas para la consolidación del proyecto educativo del centro y para mejorar su demanda social. Para acabar, reclaman a las administraciones que sigan invirtiendo esfuerzos para garantizar el diálogo con la dirección de la escuela y la AFA.

Las dos instituciones se comprometen a analizar el impacto que puede tener la ubicación de este centro de acogida en la escuela a partir del análisis de los datos de solicitudes de preinscripción y de oferta inicial de plazas en el proceso de admisión para el curso 2022/2023 a P3.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona analiza el fenómeno del botellón en la ciudad y traslada diversas recomendaciones al Ayuntamiento

Botellot BCN

Una de las primeras actuaciones del nuevo síndic de greuges de Barcelona desde octubre de 2021, David Bondia, fue el anuncio del estudio de oficio del fenómeno del botellón en la ciudad. El informe resultante de esta investigación analiza la práctica desde una visión transversal e integradora de las diferentes sensibilidades, y finaliza con una serie de propuestas para mejorar las dinámicas que se derivan del uso del espacio público como espacio de ocio nocturno.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona es consciente que las actuaciones no punitivas con los problemas derivados de los botellones están sometidas a una situación contradictoria: cuando hacen prevención, puede parecer que estén potenciando el consumo; cuando regulan o ponen servicios a disposición de los espacios del botellón, puede parecer que lo estén legitimando. La aproximación socioeducativa y de atención a los consumos de riesgo quizás es la vía menos inmediata para resolver el problema, pero es necesario poner el foco de atención urgentemente en las relaciones sociales de riesgo y en el uso abusivo del alcohol y otras drogas, y no en que los adolescentes jóvenes hagan uso de los espacios públicos para divertirse y socializar.

Teniendo en cuenta estas características, la Sindicatura cree que este fenómeno tiene que ser estudiado, analizado y gestionado huyendo de soluciones fáciles y poco efectivas. Por este motivo, se han explorado nuevas miradas para abordar esta práctica social. Todas las propuestas se enmarcan dentro de la perspectiva de reducción de daños, y tienen como propósito garantizar que el derecho al ocio de adolescentes y jóvenes pueda desplegarse en espacios y circunstancias seguras para todo el mundo. Así mismo, están pensadas para ser útiles y factibles de ser incorporadas dentro de los servicios, las políticas y los equipos municipales.

Por otro lado, la Sindicatura también participa activamente en la Mesa Ciudadana por una Noche Cívica y Segura, iniciativa municipal puesta en marcha el mes de noviembre del año 2021. En la primera sesión, el síndic de greuges de Barcelona, David Bondia, ya manifestó “la necesidad de tratar el botellón sin criminalizar a las personas jóvenes” y reclamó “todavía más presencia de los colectivos jóvenes en la Mesa”. La segunda sesión tendrá lugar mañana jueves 10 de marzo.

El fenómeno social del botellón

Uno de los primeros puntos en el análisis es asumir que el botellón ha acontecido un fenómeno social significativo y estable, que en ningún caso pasa por ser una moda nueva o pasajera. Es necesario entender que esta práctica no desaparecerá, y si lo hiciera, volvería enmascarada con otro nombre, como lo lleva haciendo durante el último cuarto de siglo.

Es necesario, por lo tanto, establecer un marco general y transversal de abordaje del botellón centrado en la reducción de riesgos, y diferenciar claramente entre tipologías de botellón y las diversas actuaciones necesarias. Se debe evitar situar esta práctica como un conflicto entre la gente joven y la gente adulta, y aceptar las similitudes que existen entre las prácticas de ocio nocturno de unas y otras.

Abordar integralmente la problemática

El botellón es una práctica problemática, entre otras, porque no afecta las personas que forman parte, sino a quienes lo sufren. Por esta razón, es importante trabajar de forma continuada con toda la comunidad involucrada, especialmente el colectivo joven, y no actuar bajo la emergencia de un conflicto.

Las campañas de sensibilización cobran una importancia destacada; tanto las dirigidas a la población en general para evitar estigmatizar al colectivo joven, como aquellas destinadas a las personas adolescentes para fomentar un ocio nocturno respetuoso entre sus miembros y con el entorno. Por último, se tendría que ofrecer a los cuerpos policiales formaciones específicas sobre el fenómeno del botellón y las prácticas no formales de ocio juvenil.

Adecuar espacios con seguridad, información y confianza

La Sindicatura de Greuges de Barcelona recomienda estudiar la posibilidad de señalar espacios accesibles en la ciudad donde pueda llevarse a cabo esta práctica nocturna, pero siempre evitando que estos adquieran la forma y el estatus del popularmente conocido como botellódromo.

Los espacios tendrían que contar con todos los servicios necesarios para llevar a cabo prácticas de ocio nocturno bajo los estándares de seguridad, información y confianza: acceso rápido y seguro a servicios sanitarios; puntos de información y asesoramiento como Puntos Lila, Espacios Antirracistas y servicios de información en drogas; habilitar WC públicos; contar con sistemas de recogida de basura; impulsar sistemas de abono o descuentos por el uso del taxi compartido entre las personas jóvenes, y asegurar un acceso fácil al transporte público.

Actuaciones socioeducativas para prevenir conductas de riesgo

El botellón también se caracteriza por constituir a la vez un espacio de oportunidades y un espacio de riesgo. Es el punto de partida fundamental a partir del cual tejer un compromiso colectivo para promover y dar lugar a las relaciones respetuosas, los hábitos saludables y el consumo crítico en la población adolescente y joven. La Sindicatura insiste en la importancia de ofrecer acciones socioeducativas previas (difusión de los efectos del consumo a medio-largo plazo, por ejemplo) e in situ en las mismas ubicaciones donde se llevan a cabo los botellones.

También se deben fomentar programas de ocio alternativo bien diseñados que ayuden a consolidar patrones de diversión menos vinculados con el ocio nocturno tradicional, evitando, siempre que se pueda, las iniciativas excesivamente dirigentes y adultocéntricas.

Hasta ahora, las intervenciones para frenar esta práctica nocturna casi siempre se han llevado a cabo desde un punto de vista de seguridad y policial. Se tienen que poner en marcha actuaciones que puedan trabajar desde el hecho cultural para llevar a cabo una labor mediadora eficaz.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona analizará la adecuación, el funcionamiento y la planificación de las infraestructuras de la Guardia Urbana

Guardia Urbana

Para conocer su adecuación, funcionamiento y planificación, el síndic de greuges de Barcelona, David Bondia, ha anunciado que durante los meses de noviembre y diciembre de 2021 visitará las doce infraestructuras de la Guardia Urbana (GUB) en la ciudad: las diez unidades territoriales (una por distrito); la sede de la División Policial de Tráfico en la Zona Franca, y la sala conjunta de mando GUB-Mossos d’Esquadra de la calle Lleida.

La finalidad de este análisis in-situ es comprobar que las instalaciones se adecuan a los estándares internacionales de monitorización de espacios de trabajo policial, y también contrastar que son idóneas para acoger y atender las personas usuarias del servicio y las personas trabajadoras.

El ciclo de visitas empezará el jueves 11 de noviembre en una de las infraestructuras ya mencionadas: la sede de la División Policial de Tráfico en la Zona Franca. La Sindicatura de Greuges de Barcelona es conocedora que en esta dependencia policial se custodian personas detenidas bajo la responsabilidad de la Guardia Urbana, y por tanto podrá analizar en primera persona cuál es el estado de las celdas y las infraestructuras destinadas a la custodia de estas personas.

En las visitas participarán el síndic de greuges, miembros de su equipo asesor y uno/a profesional de la abogacía especialista en la materia. Previamente se habrá confeccionado un documento modelo para analizar con los mismos criterios y parámetros cada una de las varias ubicaciones de la Guardia Urbana.

Los propósitos finales de estas actuaciones son la elaboración de un informe de evaluación relativo a la idoneidad de las instalaciones del cuerpo policial local de la ciudad, y el traslado de posibles recomendaciones que permitan mejorar la calidad de la prestación del servicio de estas instalaciones.

Los ‘botellones’ y el derecho a una noche cívica y segura centran la última intervención de oficio de la Sindicatura

Botellon

El síndic de greuges de Barcelona, David Bondia, ha anunciado la intervención de oficio de la Sindicatura para analizar y formar parte activa de los mecanismos, propuestas e iniciativas que abordan el ocio nocturno, concretamente en un contexto como el actual, en el que el colectivo joven ha vuelto a ocupar el espacio público por la noche.

Este estudio pretende interpretar el fenómeno desde una visión transversal e integradora de las diferentes sensibilidades con el objetivo de conocer las necesidades e inquietudes de los diferentes colectivos implicados, y elaborar propuestas para mejorar las dinámicas que se derivan del uso del espacio público como espacio de ocio nocturno.

Es necesario tener en cuenta que la situación sanitaria actual ha permitido el restablecimiento de la movilidad y el retorno del espacio público como espacio de socialización. Con esta reaparición de la actividad social en la vía pública, también han vuelto las concentraciones de personas en la calle en un contexto lúdico, nocturno y con consumo de bebidas alcohólicas. Estas aglomeraciones de personas jóvenes no son un fenómeno reciente, pero después de la Covid-19 se ha añadido un componente multitudinario que genera problemas de convivencia con el vecindario.

La Sindicatura, presente activamente en la Mesa ciudadana por una noche cívica y segura

El Ayuntamiento de Barcelona, mediante una medida de gobierno, ha creado la Mesa ciudadana por una noche cívica y segura, que tiene el propósito de hacer un abordaje del fenómeno del ocio y las actividades nocturnas en Barcelona, desde el punto de vista de los diferentes sectores de la ciudad que están relacionados. La Mesa tiene el encargo de elaborar un informe de análisis y propuestas para una noche cívica y segura, a través de las propuestas que aporten todos sus integrantes.

La Sindicatura de Greuges de Barcelona formará parte activa de la Mesa ciudadana por una noche cívica y segura y tiene la firme voluntad de presentar propuestas e iniciativas para abordar el fenómeno del ocio y las actividades nocturnas en la ciudad. Bondia ha insistido en “la necesidad de contar también con representantes la juventud como interlocutores válidos para escuchar sus necesidades e inquietudes”.

La Síndica de Greuges de Barcelona inicia un expediente de oficio para hacer un seguimiento del proceso de investigación interna del Ayuntamiento con relación a posibles irregularidades en las oposiciones de la Guardia Urbana

Oposicions GUB

El pasado sábado 5 de junio tuvo lugar la convocatoria de las tres primeras pruebas eliminatorias correspondientes al proceso de selección de 259 plazas de la Guardia Urbana. Algunos sindicatos han denunciado que la plantilla de respuestas de uno de los ejercicios correspondientes a la segunda prueba, relativa al razonamiento abstracto y con una puntuación del 40% sobre el resultado final, había sido difundida por algunos centros docentes de formación antes de la realización de la prueba, otorgando a unos determinados aspirantes una ventaja sobre el resto.

Después de hacerse públicas estas denuncias de los sindicatos, el Ayuntamiento de Barcelona ha comunicado a los aspirantes, a través de la sede electrónica, que a pesar de que el consistorio ha adquirido las pruebas de acuerdo con los criterios que marca el Reglamento de acceso a las policías locales de Cataluña, abre un expediente informativo para determinar si se ha producido alguna irregularidad.

Después de la denuncia de algunos sindicatos, y también de algunas quejas recibidas en nuestra institución, la Sindicatura de Greuges de Barcelona ha iniciado un expediente de oficio para conocer y hacer un seguimiento del proceso de investigación interna que llevará a cabo el Ayuntamiento en relación con posibles irregularidades en la convocatoria de 259 plazas de agentes de la Guardia Urbana.

Finaliza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges con la participación de 3.034 personas y 189 entidades

Fase de apoyo ciudadano

Este 19 de mayo ha finalizado la fase de apoyo ciudadano del proceso de elección del futuro síndico o síndica de greuges de Barcelona, con la participación de 3.034 personas y la adhesión de 189 entidades a las diferentes candidaturas. Ciudadanía y entidades han podido mostrar su apoyo a alguna de las ocho personas que diferentes entidades de la ciudad habían presentado como candidatas, en la primera fase del proceso que se hizo entre enero y marzo. Ha sido la segunda ocasión en que el proceso de elección del cargo se ha abierto al tejido asociativo y a la ciudadanía en general, que hace cinco años concluyó con la reelección de Maria Assumpció Vilà en el cargo. Para este 2021, y a diferencia del 2016, el proceso se ha llevado a cabo íntegramente a la plataforma de participación municipal Decidim.Barcelona, a través de un sistema de verificación integrado con el padrón municipal, donde han podido participar todas las personas mayores de 16 años empadronadas en Barcelona.

Con la apertura a la ciudadanía del proceso de elección se perseguía un doble objetivo. Por un lado, acercar el órgano de defensa de derechos a la ciudadanía, y por el otro, condicionar el debate y la negociación de los grupos políticos que componen la Corporación Municipal y que, en última instancia, y de acuerdo con la normativa, tendrán que escoger entre todas las candidaturas.

El proceso de recogida de apoyo ciudadano ha ido acompañado de una campaña de comunicación en toda la ciudad, así como de diferentes debates públicos de presentación y confrontación de las propuestas de las ocho candidaturas. Así, los medios de comunicación betevé y Onda Cero organizaron y emitieron debates, el 3 y el 11 de mayo respectivamente, y el Consell de Ciutat sometió también todas las candidaturas a una audiencia en la que tuvieron que responder a diferentes cuestiones planteadas por miembros del Consejo.

Si bien el mecanismo para apoyar a una de las ocho candidaturas se ha hecho exclusivamente por internet a través de la plataforma Decidim.Barcelona, se han habilitado también cinco puntos de acompañamiento presenciales para aquellas personas sin recursos informáticos o conocimiento para participar y salvar así la brecha digital. Estos puntos han sido repartidos a diferentes puntos de la ciudad, en Sant Andreu, Gracia, Sant Martí, les Corts y Horta-Guinardó.

Además de los apoyos a títulos individuales, el proceso de recogida de apoyos también preveía que las entidades pudieran adherirse a una de las candidaturas, acción que se ha llevado a cabo por un total de 189 asociaciones (entre las que presentaron las candidaturas y las que se han adherido en la segunda fase), todas ellas inscritas en Fichero de Entidades municipal. La lista de candidaturas según el número de apoyos ha sido lo siguiente:

  • David Bondia: 1.414 apoyos ciudadanos y 57 adhesiones de entidades.
  • Ramon Nicolau: 410 apoyos ciudadanos y 73 adhesiones de entidades.
  • Jordi Giró: 288 apoyos ciudadanos y 23 adhesiones de entidades.
  • Zaida Muxí: 270 apoyos ciudadanos y 10 adhesiones de entidades.
  • Isabel Alonso: 215 apoyos ciudadanos y 6 adhesiones de entidades.
  • Ricard de la Rosa: 186 apoyos ciudadanos y 9 adhesiones de entidades.
  • Rosa Cañadell: 167 apoyos ciudadanos y 3 adhesiones de entidades.
  • Rafel López: 84 apoyos ciudadanos y 8 adhesiones de entidades.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona

Las ocho personas candidatas a síndic o síndica de Barcelona.

Barcelona, 19 de abril de 2021 – A partir de este lunes 19 de abril empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura de Greuges de Barcelona. El proceso durará un mes, hasta el 19 de mayo, y se llevará a cabo mediante la plataforma Decidim.Barcelona.

La fase de apoyo ciudadano a las candidaturas a la Sindicatura se ejecutó por primera vez en el anterior proceso de elección, en 2016. En aquella ocasión, entre las cinco personas que se presentaban para el cargo, recogieron un total de 6.747 apoyos de entre la ciudadanía. En aquel momento, el consistorio pone a disposición a través de la plataforma de participación ciudadana Decidim.Barcelona la información necesaria porque todo el mundo que lo desee pueda informarse de quién son las persones candidatas, qué entidades las han propuesto, y conocer su curriculum vitae. Además, tal y como tuvo lugar hace cinco años, la previsión es poder celebrar un debate público entre las ocho candidaturas, con la colaboración de la televisión pública de Barcelona, Betevé.

Para participar en el proceso y apoyar a una candidatura hay que estar empadronado en Barcelona y registrarse en el web Decidim.Barcelona. A su vez, se habilitará un formulario para que las entidades registradas en el Fichero General de Entidades Ciudadanas municipal puedan expresar y registrar el apoyo a una candidatura.

Empieza la fase de apoyo ciudadano a las candidaturas de la Sindicatura de Greuges de Barcelona, que finalizará este verano con un candidato o candidata que sustituirá Maria Assumpció Vilà, la síndica de greuges de la ciudad entre los años 2011 y 2021.

Ocho candidaturas presentadas para la elección de la nueva síndica o el nuevo síndic de Barcelona

Durante los dos últimos meses, entre el 15 de enero y el 15 de marzo, el tejido asociativo de la ciudad ha presentado ocho candidaturas para el cargo de síndic o síndica de greuges de Barcelona, personas escogidas por las entidades por su trayectoria personal y profesional y por su conocimiento de la ciudad. Las ocho candidaturas presentadas significan un importante incremento respecto al proceso de elección del 2016, cuando se presentaron cinco personas para el cargo.

Entre el 19 de abril y el 19 de mayo tendrá lugar la fase de apoyos, en la que la ciudadanía a título individual, y también las entidades, podrán apoyar a alguna de las candidaturas mediante la plataforma de participación Decidim.Barcelona. Esta fase de apoyo popular, que se llevó a cabo por primera vez en 2016, persigue un doble objetivo.

Por un lado, acercar la Sindicatura de Greuges a la ciudadanía y darla a conocer como institución municipal que tiene la función de defender los derechos fundamentales y las libertades públicas ante la administración. Por otro, potenciar los mecanismos de democracia activa entre la ciudadanía y hacer llegar esta voz a los miembros del Pleno del Consejo Municipal que, en última instancia, según establece la Carta Municipal de Barcelona, es el órgano competente para escoger el nuevo síndic o la nueva síndica.

Podéis consultar las candidaturas aquí.

Nota de prensa